viernes, 8 de julio de 2016

Salmorejo de frutos rojos con almendras




El otro día el padre de un amiguete improvisó un salmorejo con cerezas buenísimo. A falta de vinagre de Jerez utilizó vinagre balsámico y a pesar de no ser yo muy fan de este vinagre me gustó mucho el toque que le da, así que me quedo con su genial idea para mi receta de salmorejo de frutos rojos.

Ingredientes para 4 raciones: 

  • 5 tomates muy maduros
  • 100 gr de frambuesas
  • 8 fresas
  • 100 gr de pan blanco
  • 2 dientes de ajo 
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 50 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
  • Un puñado de almendras crudas y picadas
  • Semillas de chía


A Cocinar!!

Trocear el pan y colocar en el vaso de la batidora junto con el aceite y el vinagre, dejar que se ablande durante unos minutos. Lavar y cortar los tomates. Añadir los tomates junto con el pan y triturar unos segundos. Añadir las fresas, frambuesas, el ajo, la sal, un chorrito de aceite y batir bien. Con el ajo es mejor solo usar un diente e ir rectificando al gusto. Lo mismo con el vinagre y la sal.

Para que quede muy cremoso batir durante unos 5 minutos, es clave!

Tostar las almendras en una sartén hasta que estén doradas (no añadir mantequillas ni aceites, que se doren solo con el calor). Servir el salmorejo bien fresquito con las almendras y las semillas. 

Espero que os guste, a mí me chifla ;)

miércoles, 6 de julio de 2016

Tulum, México

Tulum es uno de esos rincones del mundo que te sorprenden. Arena blanca, playas espectaculares, ruinas mayas, cenotes con aguas cristalinas para visitar y bañaros. Tiene básicamente dos zonas, la zona interior y la de la playa. Os recomiendo quedaros en la zona de la playa. Es una carretera que recorre la costa de Tulum llena de playas, hoteles, restaurantes y tiendas. Todo muy ecológico, relajado y yogui para volver como nuevo!


Nos quedamos en el Hotel La Vita e Bella. Son unas cabañas a pie de playa con desayunos en la arena. La mayoría de hoteles en Tulum son muy eco y tienen bastante filosofía de conservar el medio ambiente.






Hay un montón de chiringuitos por las playas para poder comer o tomar un mojito viendo atardecer. No recuerdo el nombre pero pegado al hotel hay un chiringuito donde nos comimos un pescado a la parrilla muy fresco y unas quesadillas de queso. Soy una loca de las quesadillas, me obsesiona probarlas todas :)






Me encantó cenar en El Tábano. Es un sitio precioso de maderita al aire libre. Su cocina es una mezcla de comida regional casera pero de diseño. La ensalada de aguacate y las crepas de huitlacoche fueron platos top.


Fuente El Tábano


Ensalada de aguacate





Crepas de huitlacoche


Otro sitio que me gustó mucho es Casa Banana. Es un restaurante argentino con ambientazo. Se suele llenar pero podéis esperar tomando un pisco sour en la barra que los hacen de maravilla.


Pisco Sour

Ensalada templada de pulpo

Carne a la parrilla


Si se os antojan tacos os recomiendo Camello Jr. Está en el centro del pueblo, es cutrecillo pero muy auténtico y barato. O una buena pasta en Sale and Pepe, también está en el centro del pueblo.

Tenéis un montón de cenotes para hacer snorkel o buceo. Nosotros estuvimos en Casa Cenote que está como a unos 15 minutos de Tulum, es abierto y está rodeado de naturaleza.








En el mismo pueblo de Tulum tenéis una zona arqueológica para visitar. Está pegada a la orilla del mar y tiene un paisaje muy diferente al resto.



Fuente tulumliving.com

Y hasta aquí mi viaje express por Tulum. No dejéis de comer guacamole a cada paso que déis!